Lo mejor para tu bebé… y para vos.

Los beneficios de la lactancia materna.

  • La leche materna contiene todo lo que tu bebé necesita los primeros seis meses de vida, en la cantidad y la composición adecuadas, siempre disponible y de forma totalmente gratuita.
  • Ningún otro alimento para bebés ofrece un nivel semejante de protección contra infecciones y enfermedades. Los estudios demuestran que: los bebés de pecho sufren con mucha menor frecuencia de infecciones al oído medio, diarreas o infecciones respiratorias y del tracto urinario. También son menos susceptibles a ciertas enfermedades en la edad adulta, tales como enfermedades intestinales o diabetes.
  • La succión del pecho ayuda a fortalecer los músculos de la boca de tu bebé y a desarrollar la mandíbula. Este entrenamiento tiene un efecto positivo durante etapas posteriores del desarrollo, cuando tu bebé comienza a comer sólidos y durante el desarrollo del habla.
  • Si durante los primeros seis meses sólo le das leche materna al bebé, se puede reducir el riesgo de alergias hasta en un 50 por ciento. Lo más importante es asegurarte de que ninguna proteína extraña llegue al intestino del bebé, como puede suceder con los alimentos elaborados con leche de vaca.
  • La lactancia materna hace maravillas para tu alma. Te ayuda a relajarte y reponer fuerzas. Y desde la primera vez que le das el pecho a tu bebé, tu cuerpo libera grandes cantidades de hormonas, que fortalecen aún más los sentimientos maternos.
  • Tu salud también se beneficia: amamantar a tu bebé de manera regular desde el comienzo reduce el riesgo de infecciones y sangrados después del parto. También se reduce el riesgo de contraer cáncer de mamas.